Con la frente bien alta.

Nada que reprocharle a River. Fue más que Flamengo en todo el partido, por actitud, estrategia y forma de sentir el juego.

Jamás se entregó. Buscó y minimizó a un equipo que todos decían que era arrollador.

¿Que se perdió por errores propios? Puede ser. Pero la actitud y la histórica manera de plantársele a cualquiera nunca se negocia.

Gracias River.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.