Prohibirle a Aldosivi vender entradas generales y que los hinchas de River solamente pudieran ocupar plateas, con precios de entre $1200 a $2000 significó una verdadera insensatez, por partida doble.

Primero, porque se le privó a ambos clubes de hacerse de una recaudación mayor, además de discriminar a quienes ni pueden gastar ese dinero para ir a la cancha.

Y, segundo, porque si la idea era darle mayor comodidad a los hinchas de River, eso no sucedió, ya que la platea se transformó en un sector desbordado en el que abundaron los apretujamientos.

Ah, Los Borrachos del Tablón también estuvieron.

Seguinos en Instagram: @river_news.ok

Suscribite en Youtube a River News

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.