Desde el gobierno nacional se pide que circule hasta fin de mes la menor cantidad de gente posible, pero el presidente Alberto Fernández dijo que el fútbol puede seguir jugándose sin público.

Ante está declaración, da la sensación que la continuidad o no de la Copa Superliga queda en manos de la AFA y también de los jugadores, que son los verdaderos protagonistas. Si ellos se ponen de acuerdo y se plantan (por su salud y la de sus familias), la pelota debería dejar de rodar.

Instagram: @river_news.ok

Facebook: River News

Youtube: River News

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.