Esa fue una de las frases de Javier Pinola en conferencia de prensa.

Quien llevó la cinta de capitán jugó un partidazo y dio todo para que River pudiera llegar al objetivo.

No se pudo, pero no hay nada para reprochar.

Si bien Pinola como seguramente toda la delegación deber sentirse golpeada, queda para todos la tranquilidad de saber que se está en el camino correcto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.