Entradas

Enzo Pérez, el capitán de River, habló tras la derrota 2-1 con Tigre.

«No pudimos hacer nuestro juego, a lo que estamos acostumbrados. Ellos se encontraron con un gol rápido y se plantaron bien».

«Regalamos 45 minutos porque el primer tiempo lo jugamos mal y ellos lo hicieron muy bien. Después, en el segundo tiempo salimos con otra actitud y llegamos al empate. Seguinos buscando pero más con carácter que haciendo nuestro juego habitual».

Consultado acerca de si el error de Paulo Díaz fue el causante de la derrota, Enzo respondió. «Son cosas que pueden pasar y no es que le pasa a un jugador. Somos un equipo. Cuando ganamos, gana el equipo y cuando quedamos eliminados cómo esta vez quedamos eliminados todos».

«No es momento de hablar porque en caliente no se pueden analizar bien las cosas. Con el paso de los días se irá viendo qué se hizo mal y hay que seguir trabajando».

 

El equipo de Marcelo Gallardo no tuvo una buena noche y fue vencido en el Monumental por Tigre 2-1 en los cuartos de final.

Un desconocido rendimiento tuvo River en el primer tiempo, ante un Tigre que se le plantó muy bien, no lo dejó jugar y, al ponerse en ventaja temprano a través de Retegui fue superior.

Apenas una llegada con peligro generó el Millonario en la primera etapa cuando Pochettino quedó mano a mano con el arquero pero su remate se fue abierto cerca del palo izquierdo.

En el complemento se vio a River con otra actitud, decidido a empatar el resultado, lográndolo por intermedio de Enzo Fernández con un remate desde afuera del área. Desde allí, los del Muñeco se fueron encima de Tigre más con carácter que con fútbol, lo que hacía presagiar que el segundo estaba al caer.

Pero, en el mejor momento de River, Paulo Díaz cometió un grosero error saliendo desde el fondo, le entregó la pelota a Colidio, quien definió sin problemas ante la salida de Armani que nada pudo hacer.

Así, culminó la participación del Millo en la Copa de la Liga, seguramente con muchas cosas por analizar, como por ejemplo el bajo rendimiento de los primeros 45 minutos y los errores en defensa.

 

Paulo Díaz, el único jugador rescatable en el mal partido que River jugó ante Atlético Tucumán por su firmeza en la defensa, habló después del empate ante el Decano.

«Nos vamos con un gusto amargo del partido. Es difícil analizarlo, porque el equipo rival no vino a buscar el resultado, sino a aguantar el empate. No se puede hacer una análisis de eso. Esperemos poder sumar de a tres el próximo partido, para poder asegurar la clasificación».

«Vamos a buscar los tres puntos del próximo partido, para poder asegurar la clasificación. Depende de nosotros, netamente. Ahora empezaremos a preparar el partido del miércoles, que es importante para definir el grupo. Queremos quedarnos con la punta», finalizó el chileno con cierto malestar.

 

El plantel de River se entrenó este lunes en el predio de Ezeiza y, previo al comienzo de la actividad, se les realizó hisopados PCR a todos.

De los mismos, se conoció que Paulo Díaz y José Paradela dieron positivo de Covid, por lo que no podrán viajar a Perú para el debut de River este miércoles ante Alianza Lima en el grupo F de la Copa Libertadores.

Paula Díaz ya ha tenido la enfermedad anteriormente y, el sábado pasado antes de enfrentar a Defensa y Justicia sufrió congestión nasal y vómitos. Cabe recordar que la vez anterior que Paulo Díaz tuvo Covid, su recuperación se retrasó al haberle dejado como secuela una miocarditis.

 

Paulo Díaz, autor del gol con el que River le ganó a San Lorenzo por 1-0 en el Nuevo Gasómetro, dio su opinión acerca del partido.

«Tuvimos muchos puntos altos, se jugó un partido muy trabado, de ida y vuelta. Se generaron huecos en la mitad de la cancha e hicimos las transiciones rápidas. Hicimos un buen partido. Fueron claves las recuperaciones para atacar los espacios vacíos que dejaban en la mitad de la cancha. Lamentablemente no pudimos anotar más goles, pero nos quedamos con el triunfo, que es lo más importante «.

Con relación a haberle convertido un gol a San Lorenzo y que no festejó, dijo. «Fue un partido especial, es lindo volver a dónde empecé en Argentina, recordar el estadio, la gente. Apenas salí algunos me aplaudieron, otros me putearon, pero fue muy lindo. Tengo buenos recuerdos «.

A pesar de no poder contar a último momento con Julián Álvarez, que se sumó a las ausencias de Enzo Pérez y Nicolás De la Cruz, River le ganó merecidamente a San Lorenzo por 1-0, a través de un gol convertido por Paulo Díaz, de cabeza, a los 37 minutos del primer tiempo, tras un tiro de esquina lanzado desde la derecha por Barco.

Antes de llegar a la apertura del marcador, River ya había merecido ponerse en ventaja ya que Braian Romero estrelló un remate en el palo derecho de Torrico. El arquero de San Lorenzo fue figura en el Ciclón, ya que evitó que el Millonario ampliara la ventaja en varias ocasiones.

A su vez, la victoria del Millo comenzó a gestarse cuando Franco Armani le contuvo un tiro penal a Uvita Fernández cuando el partido estaba igualado sin goles.

El equipo de Gallardo mostró un buen rendimiento a lo largo de los 90 minutos, con buenas actuaciones de Paulo Díaz, Robert Rojas, Enzo Fernández, Barco, Casco y Zuculini.

De esta manera, River se subió a la cima de la Zona A con 10 puntos, a la espera del partido que debe jugar Banfield que, en caso de ganar lo superaría.

El siguiente partido del Millo será entre semana ante Laferrere, en Salta, por la Copa Argentina.

 

Mientras los futbolistas de River disfrutan de sus vacaciones, a las oficinas del Monumental, así como también a los celulares de los representantes de los jugadores llegan mensajes y mails con ofertas, en esta ocasión fue el Sevilla el club que puso en contacto.

El club andaluz anda tras los pasos del defensor Paulo Díaz e hizo una oferta de nueve millones de Euros.

Desde River la respuesta fue un negativo rotundo dado que la cifra ofrecida está muy lejos del 20 millones de Euros en los que el Millonario fijó la cláusula de salida del jugador chileno, uno de los pilares en la defensa y de los futbolistas que Gallardo menos quisiera desprenderse.

 

En el entrenamiento de este jueves, Paulo Díaz fue exigido a fondo y, al no sentir molestias recibió el alta médica y quedo a disposición de Marcelo Gallardo.

El marcador central se desgarró el aductor derecho en la entrada en calor antes del partido con Estudiantes.

Ahora, al tener el alta médica, Gallardo podrá tenerlo en consideración para el partido del domingo, cuando River visite desde las 21.30 a Platense en Vicente López.

Por otra parte, Fabrizio Angileri, quien también arrastra una molestia física, posiblemente reciba el alta este viernes.

El plantel se entrenará en el último día hábil de la semana desde las 16 en el River Camp. Previamente, en horas del mediodía, el Muñeco brindará una conferencia de prensa.

 

Mientras River realizaba sus ejercicios de entrada en calor para enfrentar a Estudiantes, de golpe se vio a Paulo Díaz haciendo gestos de tener alguna molestia muscular. Por ese motivo, el marcador central no jugó el encuentro ante el Pincha, siendo reemplazado por Felipe Peña Biafore.

Este lunes, luego de realizarle estudios médicos, se detectó que el chileno tiene un desgarro en el aductor derecho. Si, de no creer, un lesión más en un jugador del plantel. Con esta, son 15 lesiones que ha sufrido el equipo de Gallardo en lo que va del semestre, repitiéndose el tema en algunos jugadores.

En tanto, Robert Rojas, quien no pudo terminar el partido en La Plata por una molestia también en el aductor derecho, no está lesionado.

Así las cosas, Paulo Díaz estará fuera del equipo entre dos y tres semanas, tiempo que se estima le demandará recuperarse de este desgarro.

 

Buenas noticias surgieron este sábado luego del entrenamiento que el plantel de River realizó en las instalaciones del River Camp.

Paulo Diaz y Fabrizio Angileri recibieron el alta médica respecto a las molestias musculares que padecían, y quedaron a disposición de Marcelo Gallardo para el partido del lunes ante Argentinos, a las 19, en el Monumental.

Por otro lado, todos los testeos que se les realizó al plantel, cuerpo técnico y colaboradores arrojaron resultados negativos.

De esta manera, el plantel se pudo entrenar con normalidad. Se llevaron a cabo tareas regenerativas y ejercicios físico técnicos en cancha reducida. El único que trabajó de manera diferenciada fue Nicolás De la Cruz.